miércoles, 8 de junio de 2016

VALOR ,NECHITE, MECINA ALFAHAR



VALOR,NECHITE Y MECINA ALFAHAR


El ayuntamiento valoreño está formado por los núcleos de Valor, Mecina Alfahar y Nechite,  se encuentra en el Parque nacional de Sierra Nevada. En la carretera A-4130
Hay restos arqueológicos de la edad de bronce y de la época romana, pero lo más destacable es que después de la conquista de Granada , los Reyes Católicos le concedieron el señorío de los Valores a Don Hernando de Córdoba, abuelo de Aben Humeya, de la familia de "Los Hernandos", que fijó su residencia en “Valor el Alto” y añadió el nombre de Valor a su apellido, pasando a llamarse Hernando de Valor y Córdoba, y su familia “Los Valoríes”. En Valor nació Don Fernando de Valor y Córdoba que, tomando el nombre de Abén Humeya (Muhammad ibn Umayya), se levantó en armas contra Felipe II, provocando una revuelta general entre los moriscos de todo el reino de Granada. Disensiones internas entre los propios moriscos que, en 1569, dieron muerte a Abén Humeya, permitieron que Don Juan de Austria acabara pronto con el levantamiento. Los moriscos serían definitivamente expulsados en 1609, y la villa fue repoblada con colonos procedentes de Jaén.
Sus fiestas de moros y cristianos son las más populares de toda la comarca.
Valor, Nechite y Mecina Alfahar son tres localidades de tipo morisco, calles estrechas y empinadas, casas blancas adornadas con plantas y flores. Destacan los castaños, a las afueras, higueras,  granadas y los cultivos de olivos, almendros, paisajes estupendos.

En Valor destaca la iglesia Parroquial de San José, levantada en el XVI. En su interior destaca un bello artesonado mudéjar y dos interesantes tallas, una del Cristo de la Yedra y otra de la Inmaculada.
También están las eras, donde antiguamente trillaban

y fuentes como en toda la Alpujarra
 
 








NECHITE

Destaca su iglesia de la Virgen de la Antigua, es de estilo mudéjar y data del s.XVI, fue saqueada por los moriscos quedando en, mal estado y a partir del siglo

XVII empieza la reconstrucción.
Destaca también el tinao que está en el barrio de la iglesia

y la fuente con un agua estupenda
 

 





y el olor a rosas por las calles



MECINA ALFAHAR


Es un pueblo muy bonito como los de esta zona, blanco, con mucho colorido por las calles, con rosales y geranios colgando en los balcones y un aire puro que da vida. Destaca la iglesia. Construida a finales del siglo XV, está dedicada a San Antón, patrón de Mecina Alfahar, y en ella descansa la talla del santo construida en el siglo XVIII.

Nos encontramos con varias fuentes.

Se respira tranquilidad


 
 

 























































3 comentarios:

  1. Bonitas fotos, buen reportaje. Soy Marián.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, además estos tres pueblos los llevo en mi corazón y guardo muy buenos recuerdos de ellos, y de su gente. De la acogida que me dieron y de lo cómoda que me sentí ahí con ellos-as.

    ResponderEliminar